Minutos en la primera escuela de Luteria en Huaro Cusco

Huaro un pequeño pueblo muy a acogedor a 5 minutos de Urcos y a una hora de la ciudad del Cusco, gracias a la invitación de mi amigo Alex Oviedo, quien por cierto me trataron muy en compañia de toda su familia; después de una comida estupenda de la zona fuimos a dar un paseo por las calles muy tranquilas y silenciosas de Huaro una localidad donde reyna la paz, el aire limpio, con mucha vegetación, flores bien cultivadas en su pequeño parque y una iglesia de la epoca colonial muy enorme llena de mucha historia, mucha pintura, increible el trabajo basado en la pintura que llama bastante la atención desde el momento que ingresas a la Iglesia.

Después de observar los alredores del parque, la iglesia, el paisaje y otros, observamos una casa transformada en aula y que habian clases en ella, se trataba de la primera escuela piloto de Luteria en el Perú y la única patrocinado por el Tenor Juan Diego Flores, era la primera vez que escuchaba el término Luteria, preguntamos si era posible ingresar y nos invitaron a pasar; Miguel Angel Caceres un joven amente de la madera estaba a cargo del grupo; nos pusimos a conversar un poco y en seguida con mucha confianza compartio sus trabajos hasta ahora realizados, tenian muy claro que querian hacer, habían chicos que ya mostraban habilidades y destrezas en el manejo de la madera. Los chicos estan construyendo cada uno una guitarra y estaban proponiendo terminarlas en marzo; observamos y observamos más trabajos Miguel Angel no paraba de contarnos muy contento su labor y otras labores que aparte del curso realiza con la madera; pero lo que más me impresionó es ese gran enfasis y entusiasmo que le dá al hablar sobre el arte en madera, un tipo muy obsesionado por sus trabajos y en verdad eso me agradó mucho y se notaba que ya habían pequeños logros.

Después de casi una hora; nos despedimos de Miguel Angel y sus chicos, le comente escribir sobre ese acontecimiento y ello ahora me motiva hacer estas líneas que en ese día tenía mucho más información que ahora ya no recuerdo demasiado, menos mal las imagenes fotográficas ayudan a recordar.

Fue una tarde muy agradable en Huaro; me fui con muchos recuerdos de la Familia Oviedo y una población muy tranquila que si me pidieran elegir donde vivir, sin duda escogería este lugar.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s